Rodera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Juan Miguel Alonso Vega

 

Hay un  problema no menor cuando el observador se acerca a la personalidad de Ernesto Rodera. Y es que, a medida que se acerca, un sortilegio de percepciones  visuales acaba por constatar que Rodera y sus reflejos se  multiplican con más  rapidez que los panes y los peces en la antigua Palestina, hoy Judea.

Es Rodera, por tanto, un escapista nato. Eso se le nota a la legua porque no para de correr. Quizás para escapar de cada una  de sus personalidades, saltando de una  a otra,  quizás con el propósito utópico de atrapar cada una de ellas para poder finalmente amalgamarla en una sola y definitiva: el Rodera final.

Empecemos por decir que el sujeto es complejo. En el siempre engañoso oasis de las percepciones se nos multiplican los Roderas como espejismos.

El primer Rodera que conocí fue el tertuliano lúcido y bífido. Emboscado con otro  guerrillero de las ondas, el maestro Ful, era capaz de hacerle un traje a medida a cualquiera de los meapilas mediocres que nos desgobiernan con una elocuencia propia de Demóstenes y una precisión propia de un cirujano ciceroniano. Ese lobo me hace reír  mucho, lo cual agradezco sobremanera estos días de miseria, porque tiene la  grandeza de ciscarse en lo más políticamente sagrado con un rictus de solemnidad egregio.

Luego empezó el interfecto a correr, no por búsqueda apolínea (o quizás  sí), sino en afán peripatético de asaltar la verdad en cada zancada y descubrí sus blogs (http://www.rodera.net/, http://corredorencirculos.blogspot.com.es/). Estas reflexiones aeróbicas las reúne en las páginas gloriosas de ese diario de un corredor sin vocación titulado La obligada compañía del corredor en círculos. En su lectura constaté definitivamente lo que sospechaba: El pollo es un  intelectual inorgánico de primera, culto, que escribe como Dios, y se atreve a  caminar por libre, condición primera de cualquiera que se titule artista. A esta suerte de creadores, la fortuna no suele sonreírle con reconocimientos y galardones, por venir estos de la misma mano que se ha de morder para  ser  honesto.

La última estación que conocí fue su obra plástica,  siendo la primera en su abecedario. Y de nuevo, esa sensación de desdoblamiento, de diversidad, de laberinto. Si miras sus  cuadros o sus grabados, como los que expone ahora en La casona de la Fundación Carriegos, descubres bajo “la  gabardina verde” al niño  que  se enreda con los colores y la simplicidad aparente de los cómics. Un  Rodera que corre hacia su infancia para jugar  con Mortadelo y Filemón, con Anacleto, con Carpanta y otros tantos que son retratados  con la  falsa inocencia de un pop ya desenmascarado. Ese mismo Ernesto, no obstante, utiliza el lápiz como un bisturí en sus viñetas periodísticas  donde el  trazo tiende a la línea recta y a la denuncia ética. La distancia más corta entre dos puntos corruptos  es  la falsa rectitud, ya se sabe.

Hay en todas estas manifestaciones del mundo Rodera una contradicción sistemática que permite cifrar ese catálogo de personalidades múltiples: Rodera es afable y gruñón, erudito e infantil, conciso y logorreico, convencional y subversivo, analítico (en sus digresiones radiofónicas) y sintético (en su escritura y en sus viñetas). Toda esa lucha   de contrarios se resuelve, como tantas veces, en una paradoja: demasiado talento para una  ciudad tan  pobre.

De modo que escapa Rodera, (aunque me temo que son más rápidos su cerebro y su  lengua que sus piernas), por la ribera del Bernesga como un mirón, para observar la ciudad y a los ciudadanos. Y mientras tanto, piensa, piensa sin cesar. Cabe que piensen sus varios yo a un  tiempo, y él haga al  final una  síntesis.

Huye quizás de la importancia de llamarse Ernesto. Huye como el protagonista de Sillitoe en La Soledad del corredor de fondo, a la búsqueda de una libertad imposible, porque, como él sabe muy bien, cuando se corre en círculos, no hay manera de no regresar siempre al punto de partida.

 

images

 

 

Más ifnormación sobre Ernesto Rodera:

http://rodera.net/shop.html

http://corredorencirculos.blogspot.com.es/

http://www.rodera.net/

http://vinetasdeernestorodera.blogspot.com.es/

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s