Isidro Tascón, armonía entre contrarios

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

A pesar de su juventud, Isidro acumula una larga trayectoria de premios, becas, cursos, masters, exposiciones… Su formación ha sido continua desde que comenzara Bellas Artes en la Universidad de Salamanca y ganara el primer premio de pintura en el I Certamen Provincial de Arte Joven de León en 1992. Cursa los dos últimos años de la licenciatura en Alemania, donde aprovecha para ampliar su formación práctica realizando talleres de pintura, reprografía o litografía.  Asiste a numerosas Ferias de Arte como Arco, Art Salamanca, ArteSantander, MiArt o  Artelisboa. A todo lo anterior hay que añadir el Máster en Museología y Exposiciones que realiza en la Universidad Complutense de Madrid así como otros cursos de arte y teoría del arte contemporáneo. A lo largo de todos éstos años las exposiciones tanto nacionales como internacionales se han sucedido sin descanso.

Paralelo a su formación discurre su elevado interés por las cualidades plásticas de los materiales, presentando el material en sí mismo y como material que es, sin referencias externas y eliminando cualquier signo de espontaneidad. Es la suya una trayectoria en la que la experimentación con los diferentes elementos representa la hoja de ruta a seguir. Un camino marcado por la búsqueda de la belleza absoluta, de la perfección, en este caso simbolizada en el cuadrado y en la delicadeza de los acabados. Es un escapista;  un artista multidisciplinar que se sale de los límites impuestos por la pintura y que utiliza las diferentes disciplinas y materiales como instrumentos de transmisión de sensaciones.

Una constante en su discurso plástico es el concepto de dualidad inherente a cualquier elemento o persona, expresada bien como contraposición de términos (serie Términos, 2003); cómo contraste entre material (fieltro) y forma (cuadrado) en su serie Spiegelungen (2003-2004); con el juego de binomios de la pieza Libro Bücher o con el concepto de los contrarios de la serie Palast (2007), realizada en Berlín, en la que Isidro presenta una serie de fotografías del abandonado esqueleto del Palacio de la República montadas sobre cristal y aluminio, en alusión a los materiales representados en las imágenes.

En su último trabajo, en el que continúa con el soporte fotográfico, Isidro no abandona ésta constante y presenta una exquisita instalación, de gran purismo estructural, con una serie de fotografías en pequeño formato meticulosamente enmarcadas y presentadas que se confrontan con una selección de 13 de estas imágenes grabadas sobre latón. En este caso el punto de partida es una antigua botica de Orense, de cuya demolición Isidro ha salvado una de las estanterías que presenta en la instalación como memoria de un espacio abandonado. Las fotografías, que bien podrían ser bodegones hiperrealistas, son el soporte de diferentes composiciones en las que se distribuyen los antiguos frascos y utensilios de la botica junto con otros actuales que el artista introduce en el espacio como contrapunto temporal.

La muestra Elixir se puede visitar en la Sala Provincia de León (Avda. Independencia, 18) hasta el 7 de Diciembre de 2014.

images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s