LA PLURALIDAD DE VICENTE SOTO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Vicente se propuso hace casi dos años el reto de realizar cuatro exposiciones consecutivas en León, en cuatro salas diferentes y presentando una obra de factura y temática también muy dispares. Con la próxima exposición que inaugura el viernes 30 de Enero en La Casona de la Fundación Carriegos, da por finalizado el ambicioso proyecto a través del que nos ha presentado una síntesis de lo que puede ser su trayectoria artística. El único elemento en común que podemos encontrar entre estas cuatro muestras es la calidad de cada uno de los trabajos, a partir de ahí podríamos estar hablando de cuatro artistas diferentes.

Con una dilatada y absolutamente heterogénea trayectoria a sus espaldas, Vicente sorprende al espectador cada vez que presenta una nueva serie. Licenciado en Bellas Artes, ha trabajado como escenógrafo para TVE hasta que hace poco tiempo decidió tomarse un respiro y trabajar como freelance realizando trabajos puntuales. Esto le permite  dedicar más tiempo al arte y a viajar, sus dos grandes pasiones, siempre con un cuaderno a mano donde plasma todo aquello que registra su retina.

Es un artista reconocible en cada uno de los estilos y de las técnicas que utiliza y que ha ido perfeccionando a lo largo del tiempo. Cuando emplea la acuarela, la paleta de colores es viva y vibrante, aplicada en pequeñas dosis sobre los personajes, sin ningún tipo de referencia espacial al principio y con una arquitectura escuetamente esbozada posteriormente.

Uno de los trabajos más característicos del conjunto de su obra son sus assemblajes, como reminiscencia de aquellas capillas portátiles que pasaban de casa en casa y que durante un breve espacio de tiempo ocupaban un lugar preeminente en el salón de cada hogar. Vicente es un coleccionista de ulteriores obras de arte. Cada una de sus cajas es un viaje de introspección psicológica que contiene en su interior un conjunto de símbolos personales que lleva recolectando toda su vida, y a partir de los cuales construye  historias; escenas con una gran fuerza evocadora, cercanas al surrealismo, que el espectador debe descifrar y que recuerdan a los assemblajes de Joseph Cornell.

La obra que esta semana presenta es quizá la más inquietante del conjunto. Se trata de una exposición, directa y sin censura, de sujetos desnudos dotados de una gran carga sensual cuyos órganos sexuales ocupan el centro de la escena, acentuando el impacto de la desnudez y captando la atención del visitante. Son modelos anónimos, sin rostro, representados bajo una luz muy fuerte en escenas íntimas y relajadas, en las que las figuras se comportan como si en realidad estuvieran solas, convirtiendo al espectador en un voyeur. Los volúmenes están creados a partir de modulaciones de luz y color, con pinceladas sueltas y rápidas propias del expresionismo, muy contrastadas, que transmiten vivacidad a los cuerpos y semejan mapas corporales como metáfora del ciclo de la vida.

La exposición Sur, mapas de piel y carne se puede visitar en La Casona de la Fundación Carriegos a partir del viernes 30 de Enero hasta Marzo.

 

VICENTE SOTO

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s