Germán Ferrero, Ger

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Marta Cuervo

Siempre ha sentido la necesidad de sacar su lado creativo de las fronteras de su imaginación, y gracias a su talento como ilustrador ha sido portada del libro ‘Je suis Charlie’, publicación sobre Charlie Hebdo de tirada alemana, suiza y austriaca -disponible desde febrero por la editorial Münchner Verlagsgruppe-. Pero su admiración por este mundo le obliga a autodefinirse como “un intruso”, al no centrar su actividad profesional sólo en este ámbito. Germán, docente y economista, se ha dejado empapar de diferentes vías, como la música, el vídeo y, en los últimos años la ilustración, para crear un sello propio, un lenguaje visual, universal, y en el que sobran las palabras.

“He ido aprendido observando a la gente a la que también le gusta este mundo. Me gusta picar de muchos sitios; siempre me ha encantado el cómic, el arte callejero, el urbano. Me gusta la poesía visual, las viñetas. Al final la creatividad se basa en beber de muchas fuentes, ir probando cosas que te gustan, mezclarlas, experimentar y hacerlas tuyas. Mi punto creativo se deja empapar de varias corrientes. Me parece muy atractivo el hacer una ilustración que se pueda entender por cualquier persona del mundo, independientemente del idioma”, declara el leonés.

Germán busca el lenguaje universal de la ilustración sin idiomas, con las barreras abiertas. En cuanto a sus estilos predilectos, por citar algún ejemplo de sus guías fuera de España y a nivel de arte urbano, el dibujante subraya el trabajo de Banksy, un prolífico artista del ‘street art británico’ “que lo está cambiando todo”. Otros: el artista francés Dran, y el italiano Blu.

Ahora, Germán ha querido dar un paso más allá con el lanzamiento de su web, una carta de presentación con la que quiere abrir al mundo sus ilustraciones y animaciones. “Aspiro a que el trabajo que me ha llevado, el esfuerzo de los últimos años, esté bien presentado, y que se sepa cuáles son mis creaciones”, apunta. Su blog ya recibía las principales visitas desde EEUU, China y Argentina, más incluso que desde España, y el objetivo de Germán es seguir creciendo, haciendo lo que le gusta. “Cuando dibujo lo hago porque surge. A veces bajo pedido, pero sino cuando me apetece”, apunta.

Otros de sus trabajos de mayor orgullo ha sido su viñeta sobre ‘Las diez estrategias de manipulación mediática’, teoría del francés Timsit. Sobre esta ilustración, el leonés cuenta una de las anécdotas más curiosas de su carrera: “Cuando saque las ilustraciones, que se estaban moviendo por Internet y aparecían firmadas por Chomsky, logré ponerme en contacto con él para mostrarle mi trabajo, y no sólo me contestó, sino que me dijo que no lo había escrito él. Chomsky sabe que por todas partes salen firmadas como si fueran suyas y, a pesar de haberlo desmentido en numerosas ocasiones, así sigue apareciendo en Internet. Una vez que se lanza algo en Internet es casi imposible de desmentir”, relata Germán.

Sobre la dificultad de abrirse paso en el mundo de la ilustración, Germán es contundente: “Es muy fácil publicar, no como hace años, que necesitabas que un periódico o revista lo hiciera. A nivel profesional sí, es muy difícil. Pero yo a ese nivel no me lo planteo. He colaborado con revistas digitales puntualmente, con publicaciones quincenales o mensuales, pero nunca como vía profesional. Disfruto con ello, y colaboro siempre que puedo con entidades sociales que creo que hacen cosas interesantes”.

En cuanto a su fuente de inspiración… “El arte inspira al arte. Ver películas, ilustraciones, ver arte urbano, escuchar música. El observar, ver cómo dar una vuelta a cosas cotidianas”. Pero, ¿se necesita algo especial para ser ilustrador? “La creatividad es algo que tenemos todos, y depende de hacia dónde la dirige cada uno. Mi madre lo canaliza haciendo platos buenísimos, otro contando chistes y otro dibujando, tocando, o con una vida diferente. El mayor problema es que el sistema educativo la corta bastante; se busca la repetición, más que la creatividad. Por eso es muy importante el ejercitarse, como decía Picasso: ‘La inspiración existe, pero te tiene que pillar trabajando’. Creo que es verdad que al final las ideas salen porque produces muchas y se trata de estar siempre en activo. De varias ideas hay una que sale, que gusta, las otras se desechan”.

Como consejo a los ilustradores aspirantes, Germán asegura que el secreto está en “trabajar y mantener la pasión, seguir a gente que te gusta lo que hace y buscar lenguajes nuevos”. “Hay que seguir disfrutando, ir haciendo hasta que se vaya encontrando tu idioma propio. También es importante irse dando a conocer con Internet, hoy en día no es difícil, no existe filtro. La gente es el filtro, la que hace la censura: si le gusta reenvía, si no todo desaparece”.
Germán ha trabajado en fanzines, revistas digitales, medios de comunicación alternativos, movimientos sociales, cartelería, viñetas e ilustraciones.

 

Mas información sobre el artista en su página web: http://germanferrero.es/

 coche-compressor-2-compressor-2

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s