Lo cotidiano hecho arte por Carlos Cuenllas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Desde que en 1913 Marcel Duchamp presentara su primer ready-made titulado Rueda de bicicleta, el concepto de obra de arte ha cambiado radicalmente: La belleza ha perdido su hegemonía en la filosofía del arte dejando paso a otros conceptos hasta entonces no tan valorados como la idea, la percepción o la reflexión. Se rompen los límites del arte en busca de una mayor libertad creativa, desplegando un amplio abanico de posibilidades estéticas. En la década de los sesenta el pop art retoma estos postulados en un intento por mermar la brecha existente entre el arte considerado menor y el arte elitista predominante entonces. Para ello utilizan imágenes populares a las que dignifican y dan un nuevo significado al separarlas de su contexto y aislarlas. Para Carlos Cuenllas (León, 1969), al igual que para los artistas del pop art, toda imagen es reciclable y todo objeto es susceptible de convertirse en arte. Hablamos de un libre creador que busca los medios óptimos y de mayor expresividad para materializar su discurso.

Comienza su trayectoria de forma autodidacta creando formas con los materiales de fontanería que tenía a mano en el negocio familiar y pintando marinas. Las primeras piezas seleccionadas por la Junta de Castilla y León corresponden a prototipos realizados durante aquellos años. Con el tiempo se va interesando por el arte contemporáneo y se adentra en el circuito artístico del momento. En 1999 forma su primer colectivo con el que realiza exposiciones itinerantes por diferentes lugares de la península. Decide entonces realizar los  estudios de Bellas Artes en Salamanca para ampliar su formación y continuar una carrera artística ya iniciada que con los años ha obtenido reconocimiento tanto nacional como internacional. Por aquel entonces ya trabajaba con las estructuras tubulares de acero inoxidable y con la pintura. De las primeras le interesa el esqueleto, de las segundas la piel, las texturas, con las que consigue una composición siempre muy equilibrada. Trabaja con el concepto de lo expandido y la hibridación de géneros, valiéndose de todas las disciplinas y materiales a su alcance, incluido el espacio, en una constante búsqueda de  nuevos canales para su discurso.

Aunque sus trabajos más conocidos sean las anteriormente mencionadas esculturas de acero, bien en forma de estructuras tubulares o de compactos elementos de transporte, cuyas formas reduce al mínimo, Carlos es un artista interdisciplinar que ha trabajado con escultura, fotografía, pintura, instalaciones, intervenciones, poesía visual, street art o land art. Ha realizado instalaciones como La habitación de Ardal o Cocina; intervenciones como Estructura Faro o Estructura Cruz o proyectos fotográficos como “Pasión Sacra: Cofradías de León” que está itinerante por Latinoamércia.

Es un entusiasta que disfruta con los pequeños detalles que generalmente pasan desapercibidos para el resto de la gente. En la actualidad compagina su trabajo como artista-creador con el de profesor de artes plásticas en el colegio de los Maristas en León. A través de la educación intenta transmitir a sus alumnos su amor al arte, y sus clases son foros de creación de proyectos como el de la Galería Didáctica, gestionada por los propios alumnos y que se puede visitar entre semana, por la que han desfilado prácticamente todos los artistas de León; o el último proyecto de intervención en la ciudad, cuya pretensión es la de que “los alumnos contribuyan a mejorar su entorno por medio del arte, que aprendan a valorar más su entorno, a observarlo con más detalle, con un espíritu activo, crítico y creativo. El colegio se abre a los ciudadanos y los alumnos se relacionan mientras trabajan con personas de otras generaciones y otras zonas con las que tal vez no hubieran tenido oportunidad de relacionarse, aprendiendo a ser más tolerantes con el prójimo. Además les refuerza y anima en su trabajo porque ven que el proyecto va más allá de la nota, que permanece, que tiene visibilidad social, y no es sólo el profesor el que se lo valora.”

Es una tarea muy complicada la de intentar sintetizar la amplísima y heterogénea trayectoria artística de Carlos Cuenllas en unos breves párrafos, por lo que parece casi visita obligada la exposición retrospectiva Máquinas Poéticas que tiene lugar actualmente en el Museo de la Siderurgia y de la Minería de Castilla y León hasta finales del mes de Junio.

Otros enlaces de interés:

Museo de la Siderurgia de Sabero

Galería Didáctica

Espacios creativos, tensiones e hipertensiones, 2012

 

379979_498336566846094_1538754517_n

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s