EL ARTE POBRE DE FERNANDO SÁNCHEZ CEBALLOS

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay en León una gran cantera de artistas que recorren la península o gran parte de ella presentándose a concursos de pintura rápida con muy buenos resultados. Fernando Sánchez Ceballos es uno de ellos. Autodidacta de formación, lleva cerca de 15 años participando en estos certámenes. En la actualidad está más centrado en la pintura de taller, más reflexiva, investigando  con materiales extra pictóricos que le ayuden a conseguir respuestas convincentes a sus inquietudes estéticas. Busca nuevas vías de representación, elementos alejados del materialismo pictórico que aporten un alto grado de creatividad y espontaneidad a los lienzos.

Comienza su trayectoria trabajando con una pincelada suelta, de carácter impresionista, caracterizada, a grandes rasgos, por el intento de plasmar la luz y el instante, sin reparar en la identidad de aquello que la proyecta. Compone las pinturas a partir de pequeñas manchas de colores poco saturados y muy contrastados, haciendo uso del denominado contraste cromático, es decir, que todo es relativo a los colores que le rodean. Los trazos aislados de diferentes tonalidades se complementan entre sí y se mezclan en el ojo del espectador, dando como resultado unos ambientes de gran claroscuro en los que ya se aprecia su inclinación a resaltar las texturas.

Con el tiempo introduce elementos extra-pictóricos en las obras. Comienza incorporando material gráfico al lienzo, como papeles de periódico, sobre los que posteriormente aplica la pintura. Combina diferentes pinturas y técnicas persiguiendo nuevas formas de expresión. Las manchas de color se vuelven más precisas, sin abandonar el juego de contrastes utilizado desde sus inicios que será una constante en su pintura. Su apego a lo cotidiano constituye el sello personal del artista.

Sus últimos trabajos muestran una preocupación por la búsqueda de un mayor volumen. Las obras están marcadas por la introducción en el lienzo de elementos extraños a la pintura con los que crea efectos matéricos y de forma muy expresivos. Consigue sacar la belleza de elementos tan pobres como el cartón o el papel, sin significación cultural alguna, que combina a la perfección con una paleta cromática muy diversa: desde tonos suaves y neutros hasta otros más intensos como los azules, rojos o amarillos. Las composiciones, muy cuidadas, con una óptica cercana a la de la fotografía, se resuelven ahora con oposiciones de materia y no materia logrando unas obras marcadas por las rugosidades y el color. Se puede apreciar la deliberada inserción de maderas en el tejado de una obra reciente (última fotografía de la galería) o la manguera que aparece colgada en la imagen anterior, aportando una nueva dimensión a las obras en un intento por liberarse  del lienzo que las contiene.

Foto-carnet-16-compressor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s