LA POLÍTICA, LA GUERRA, EL AMOR Y MARC CHAGALL

Marc Chagall. El cumpleaños, 1915.

Marc Chagall. El cumpleaños, 1915.

 

En 1910 llega a París un joven tímido y tartamudo desde la región bielorusa de Vítebsk. La ciudad de la luz es por aquellos años el centro de vanguardia del momento y Chagall aterriza con la cabeza llena de las historias mundanas que nutren sus coloridas obras. Allí se hace amigo de Blaise Cendrars, de Max Jacob y de Apollinaire. Se relaciona con Modigliani y con Delauney, cuyo orfismo le reafirma en su arte folklórico y colorido. Profundiza en la estética del cubismo que le ayuda a constituir un marco estructural para sus historias, siempre permaneciendo fiel a sus orígenes de narrador de cuentos judío. Los surrealistas lo reconocen como predecesor del estilo, y Andre Breton le describió como el artista que introdujo la metáfora en la pintura moderna.

Vuelve a su pueblo natal a la boda de su hermana y queda atrapado al estallar la Primera Guerra Mundial. En 1915 se casa con Bella y al año siguiente tienen a su única hija, Ida. Serán unos años marcados por la guerra, la Revolución Rusa y las esperanzas de un mundo mejor, especialmente para el pueblo judío al que pertenece Chagall. Es también la época pictórica en la que Bella y Chagall vuelan sobre las ciudades y harán de su amor uno de los motivos principales de su obra. De este período son cuadros como El cumpleaños (1915). El año de su boda coincide con la última exposición futurista de Moscú, donde expone entre suprematistas y constructivistas. Comienza entonces el conflicto entre la tradición y modernidad  con Malévich y El Lissitzky.

Chagall se convierte en un participante activo en la Revolución Rusa de 1917. El arte ocupa un lugar privilegiado en la revolución y Mark es nombrado Comisario de Arte para la región, donde funda la Escuela de Arte de Vítebsk. En 1919 invita a Malévich y El Lissitzky a ejercer de profesores en la Escuela, quizás buscando la reconciliación, acción que se volvería en su contra con el cambio de rumbo de la Revolución. Sus graves desavenencias con los suprematistas, que buscaban una ruptura con la tradición, junto al nuevo soviet de Vítebsk, que tras la muerte de Lenin y el ascenso al poder de Stalin exigían la vinculación de la obra artística, y el compromiso político, le obligan a abandonar el cargo y trasladarse a Moscú, donde se convierte en director del Teatro Judío Kamerny de Moscú. De allí se traslada a Berlín, ciudad en la que es muy bien considerado, y posteriormente a Francia. Estos años convulsos la forma y el color de sus obras se vuelven agitados y salvajes.

En 1941 el matrimonio se traslada a EE.UU huyendo de las atrocidades cometidas por los nazis. Allí Chagall conoce a Mondrian, Leger o Max Ernst y expone en la famosa galería de Pierre Matisse. En 1944, muere su mujer de forma repentina, dejándole sumido en la más absoluta tristeza e incapaz de seguir trabajando. Bella era el motor de su vida.  En 1946 expone en el MOMA de Nueva York.

El resto de su vida lo pasará en Francia donde fallece en 1985.

 

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s