Brancusi y Modigliani, amistad e influencia

el beso 1907

 

El París de comienzos del siglo pasado era una olla en constante ebullición en lo que a la cultura se refiere. Allí se asentaron los principales artistas de vanguardia del momento, y los que optaron por continuar en sus países de origen, realizaban viajes temporales a la capital para empaparse de todas las novedades que se iban presentando. Durante aquellos años se gestó la revolución de la escultura moderna, hasta aquel momento centrada en la representación de la figura humana bajo la condición de estatua. Un elemento clave en esta evolución de la escultura fue el descubrimiento por parte de los artistas del arte tribal procedente de África y Oceanía en el Museo Etnográfico del Trocadero en París.

Uno de estos artistas llegados a la capital francesa y que liberaron a la figura humana del clasicismo reinante hasta el momento fue el escultor rumano Constantin Brancusi. Sin alejarse de la forma clásica, el bloque, realizaba en 1907, el mismo año que Picasso pintara Las señoritas de Avignon, -obra que Brancusi conocía-, su más famosa escultura, El beso, trabajo con el que el escultor alcanzó la síntesis extrema sin salirse de la figuración.

A partir de 1909 Brancusi tuvo por vecino de estudio en Montparnasse al pintor italiano Amedeo Modigliani, más joven que él. Se desconoce si Modigliani conocía el arte tribal anteriormente o lo conocieron juntos, pero ambos  se sentirían enormemente influenciados por la simplicidad de sus formas. Desde entonces entablarían una intensa amistad que duró hasta la muerte de Amedeo Modigliani en 1920 a causa de una tuberculosis. El interés de los dos artistas por el arte africano quedó patente en el caso de Brancusi con su primera escultura en madera El primer paso. A Brancusi le interesaba la sofisticación y estilización de las figuras, influencias que entremezcló con su herencia del arte tradicional rumano, mientras que a Amedeo le atrajeron los aspectos crudos o elementales de aquel tipo de arte que combinaría con el análisis psicológico. Este recién conocido arte junto a la forma oval y estilización de las cabezas de Brancusi influyó en la representación de los rostros de Modigliani.

 

images

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s