Fernando Vázquez Mourelo, construyendo universos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Fernando Vázquez Mourelo (Cacabelos, 1965) es un filósofo del siglo XXI que ha cambiado la pluma por el pincel. Con una clara vocación humanista, su obra se estructura en base a tres pilares fundamentales: técnica, composición y concepto. Tres patas para un mismo banco, con un equilibrio tal que ninguna se supedita a la otra, logrando complementarse a la perfección.

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, sus inicios estuvieron marcados por la libertad creativa de Picasso, el color y el gesto de El Greco y el grafismo y la temática de Fernand Léger. Trabajaba con gruesas capas de color y grandes contrastes cromáticos, con un lenguaje muy cercano a los postulados de la abstracción lírica, como en la serie Mesas y flores. Muy pronto la pintura le resulta insuficiente para compartir su mensaje y se adentra en un tipo de producción más matérica valiéndose de elementos ajenos a ésta que le permiten expresarse con mayor vehemencia. Ese polimaterismo le aleja de las reglas academicistas aprendidas durante sus años de formación y le lleva a romper con el tradicional plano bidimensional del lienzo en busca de esa libertad que ansiaba desde sus inicios. Le interesa la pintura como medio para transmitir sus reflexiones a la gente, a modo de conversación. Desde un principio, Vazquez Mourelo ha transitado por el campo de la abstracción sin abandonar del todo la figura, que casi siempre está presente, aunque sea de manera difusa. A pesar de la gran fuerza expresiva que aporta la materia, sus obras no son impulsivas, sino meditadas; son trabajos tras los que se esconde una elaborada construcción basada en el equilibrio entre los elementos formales y conceptuales.

Tras esa formación académica y esa pericia técnica reside el alma de un humanista que utiliza la pintura como soporte sobre el que materializar sus reflexiones sobre la condición humana. Ese existencialismo con trasfondo utópico es el que utiliza como fuente de la que nutrirse. En su obra, Vázquez Mourelo aborda la esencia del ser a través de temas de la historia reciente, como los viajes espaciales de las series Stand by pass y Espacio Interior que actualmente expone en la Galería Ármaga. Busca desconcertar al espectador, hacerle meditar sobre el sentido de la vida. En otras series, como por ejemplo en Circos y Cuentos, realiza un homenaje a los grandes maestros de la escenografía, otra de sus pasiones. Considera la existencia como un permanente viaje, una búsqueda continúa. Le interesa todo lo relacionado con el arte, independientemente del estilo o la época. Tanta importancia tiene para él el gesto de Goya como la estética e ideología del Pop art de Warhol, y así de mestiza quiere que sea su obra. Estructura su trabajo en ciclos y con cada ciclo configura un todo completo, buscando siempre la coherencia entre el mensaje a transmitir y la técnica utilizada. Muchas de las series quedan inacabadas y vuelve a ellas reiteradamente como es el caso de Espacio Interior.

La exposición Espacio Interior se puede visitar en la Galería de arte Ármaga (c/Alfonso V, 6, León) hasta finales de mayo.

Más información en: www.vazquezmourelo.com

 

F. Vázquez Mourelo. La familia del nino conejo, 2005

F. Vázquez Mourelo. La familia del nino conejo, 2005

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s