El complejo mundo en miniatura de Laura Salguero

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Si nunca se han acercado a la obra de Laura Salguero (León, 1987), les aseguro que no les va a dejar indiferente. La propuesta que nos presenta se asemeja a un gabinete de curiosidades del siglo XXI que atrapa a todo aquel que lo observa, inoculándole el deseo de conocer más trabajos suyos.

Nacida en León pero residente en Valencia, ciudad en la que finalizó los estudios de Bellas Artes y posteriormente los de joyería y producción artística, Laura Salguero realiza una obra impregnada de fetichismo y atracción por lo desconocido. Esculpe diminutas figuras en bronce u otros materiales en las que condensa una ilusión surrealista que atrae poderosamente al espectador. De hecho, generalmente cada micro-escultura va acompañada de una lupa que estimula la curiosidad de éste, invitándole a realizar un análisis más exhaustivo de las obras y su significado.

Sus esculturas tienen una constante: la tensión emocional. Oscilan entre la sencillez de lo cotidiano y el morbo de lo desconocido, entre lo común y lo grotesco. Prácticamente todas ellas son híbridos entre animales y humanos. Esta extraña apariencia es la herramienta de la que se sirve la artista para mostrar una quimera reflejo de la realidad.

Tras estos pequeños micro-cosmos tan contemporáneos se encuentra un gran trabajo previo de investigación en base a dos medios indisolubles: el técnico y el teórico. La artista bebe de ciencias como la antropología, la entomología, la filosofía, la geología o la teratología, centrándose en la parte más insólita y excepcional de éstas, un territorio que se encuentra en el límite entre lo real y lo irreal. Respecto a los materiales, su catálogo es tan amplio como lo es su colección de personajes: polímeros, bronces, escamas de escarabajo, cristal, acuarela…

El discurso gira en torno al ser y a la figura humana, analizando sus comportamientos más irracionales. Le interesan tanto las conductas como la manera de plasmarlas. Muchos de sus personajes recuerdan a miembros de primitivos ritos culturales, que la artista adopta y reinterpreta con un lenguaje muy personal. Se puede decir que en sus trabajos lo grotesco es transformado en poesía visual, transportándonos a un mundo fantástico repleto de personajes que inspiran ternura. La reducida escala, los materiales y la gama cromática utilizados contrastan fuertemente con los rostros de las criaturas y el relato que se nos presenta. En la serie Mirabilia la artista nos presenta unas diminutas figuras peludas aisladas en urnas de cristal, creadas con unos materiales tan suaves y delicados que suscitan sentimientos encontrados; En Terra ignota Croatoan los protagonistas son unos pequeños seres con cabeza de limón en escenas tan familiares que los convierte en algo cercano y adorable, incluso tierno; Pasen y vean es el escenario de la feria de las vanidades y en Dejá Vu Laura vuelve a jugar con los contrastes, tanto con las escalas, proyectando la enorme sombra de una de sus diminutas criaturas en la pared, cómo con las figuras y texturas: las figuras están realizadas con cráneos de pequeños animales y forradas con suaves terciopelos de amables colores.

La exposición Rara Avis se puede visitar en el Centro Leonés de Cultura (Avda. Independencia, 18, León) hasta el 13 de julio de 2016 en horario de 18:00 a 21:00 h.

Más información en: www.laurasalguero.com

 www.lagran.eu

 

'Mirabilia III'. Arcilla polimérica, y sintético. 20x 15x 13cm. 2013

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s