Brancusi

Brancusi y Modigliani, amistad e influencia

el beso 1907

 

El París de comienzos del siglo pasado era una olla en constante ebullición en lo que a la cultura se refiere. Allí se asentaron los principales artistas de vanguardia del momento, y los que optaron por continuar en sus países de origen, realizaban viajes temporales a la capital para empaparse de todas las novedades que se iban presentando. Durante aquellos años se gestó la revolución de la escultura moderna, hasta aquel momento centrada en la representación de la figura humana bajo la condición de estatua. Un elemento clave en esta evolución de la escultura fue el descubrimiento por parte de los artistas del arte tribal procedente de África y Oceanía en el Museo Etnográfico del Trocadero en París. (más…)