móviles

Jesús Martínez, el arte de los móviles

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

“Calder me entró por los ojos y me está saliendo por las manos”. Con esta vehemencia define Jesús su modus operandi. No hay duda de que Calder se coló y se quedó para largo desde aquel primer encuentro con dos obras suyas en el Edificio Fierro de León, año 1997. De aquellas sólo contaba 22 años y estaba realizando la carrera de Derecho. No estaba atravesando un buen momento personal y la visión de aquellas esculturas supuso un revulsivo en su vida, le mostró un camino a seguir. Desde entonces, el sólo, sin maestros ni estudios artísticos de ningún tipo, comenzó a crear sus esculturas a base de prueba y ensayo, montando materiales uno tras otro en busca del equilibrio. Ahora lo hace a ojo, no utiliza las matemáticas ni ningún otro tipo de conocimiento científico. (más…)

Anuncios